Apuntes sobre Litografía sin agua

( Este artículo fue escrito en octubre de 2015, por la invitación de la grabadora e investigadora Fabiola Mercandetti, para ser publicado en el Anuario del ALI, Associazone Liberi Incisori, de Bolonia, Italia. He agregado algunas Notas e imágenes que no corresponden con el artículo publicado en 2016. P. Delfini, abril 2017 )
 

Apuntes sobre Litografía sin agua
Pablo Delfini

Mi primera litografía sin agua la realizé en 1996, con la guía del Tamarind Master Printer Bill Lagatutta, que dió un Workshop de Litografía en la Escuela Superior de Bellas Artes E. de la Cárcova, en Buenos Aires. Todos los materiales los trajo Bill desde el Tamarind Institute, New Mexico, EEUU. Una gran y maravillosa encomienda llena de tesoros nuevos para los grabadores argentinos. Recuerdo que la litografía sin agua no tuvo mucha aceptación en el grupo y todos preferimos trabajar en litografía con agua. Desde mucho tiempo atrás usábamos piedras y fue una novedad usar planchas de metal graneadas a bola.
Recién en Canadá, en 1999 (1), en la Universidad de Victoria, Vancouver, con el Tamarind Master Printer Frank Janzen, tuve la posibilidad de conocer detalladamente el caracter y procedimientos específicos de la técnica llamada originalmente “waterless lithography” y además trabajar en un Taller de grabado no tóxico. Si bien usamos algunos materiales tóxicos, debíamos hacerlo debajo de un gran extractor de aire, protegernos con guantes y máscaras especiales para evitar aspirar vapores nocivos para la salud. Imprimimos con tintas al agua “Acquagraphic TM Ink, cuyo slogan era “Live healthy / Work healthy”.  Canadá me ofreció una nueva mirada hacia el grabado. Comprendí que mi salud estaba íntimamente relacionada con el placer de grabar y debía hacerlo saludablemente por mí, por los demás y por el medio ambiente.
Frank Janzen fue un muy buen profesor, recuerdo especialmente el día que nos demostró como se usaba el triple rodillo de su amigo Nik Semenoff (el gran pionero del Grabado no tóxico). Usamos planchas de aluminio graneadas a bola, lápices acuarelables Omnichrom 108-9, silicona General Electric, el odourless white spirit, el líquido de transferencia Winter Green Oil, el horno gráfico a 121º C (250º F), los marcadores Sharpie, las tintas de impresión al agua, los aditivos Charbonell.

Tamarind Master Printer F. Janzen usando el triple roller de Nik Semenoff 
(Universidad de Victoria, 1999)
Al volver a Buenos Aires, no encontré ninguno de los materiales usados en Canadá para hacer litografía sin agua. Tenía dos caminos: olvidarme de la técnica o reemplazar esos materiales por otros que estuvieran a mi alcance en Argentina. Elegí el camino de la investigación, de la búsqueda y el descubrimiento. Fueron quince años muy productivos donde pude comprobar que para trabajar en litografía sin agua no es imprescindible usar solamente “marcas” o materiales que solamente se compran en algunos países que tienen la fortuna de compartir un mismo mercado.

Planchas: cualquier plancha de aluminio puede ser graneada con lijas en seco (2), hasta lograr una superficie pareja y sensible a la recepción del material de dibujo. Planchas nuevas o usadas (el lado de atrás de planchas usadas para offset o viejas planchas descartadas) son una opción posible a las planchas graneadas a bola, cada vez más difíciles de conseguir.
Las planchas emulsionadas sensiblemente para la impresión offset permiten trabajar con la imagen fotográfica o con positivos dibujados para insolar y revelar. Estas planchas se fabrican con un micrograneado especial que hace adherir muy bien los distintos tipos de materiales a la hora de dibujar y siliconar.


La plancha de aluminio graneada a mano aporta una textura propia al dibujo 
con lápiz acuarelable
Materiales de dibujo: yo prefiero reducir al mínimo la toxicidad de la técnica y dibujar con materiales al agua que se puedan remover con agua y jabón. El café soluble y el lápiz acuarelable ofrecen variantes de línea, tramas y texturas muy expresivas.
La transferencia de fotocopias, el marcador indeleble y la birome,son materiales insolubles en agua que deben ser tratados con mayor cuidado cuando se los remueve para no perjudicar la capa de silicona.
Igualmente con el polvo de toner, que al ser tóxico debemos manipularlo tomando los recaudos necesarios para no aspirarlo ni tocarlo. Debemos fijarlo con calor recomendablemente eléctrico, evitando el uso del fuego.

Café soluble y lápiz acuarelable
Siliconado: el tipo de silicona menos tóxica es la neutra. Carece en su composición de ácido acético y de funguicidas y por lo tanto no emana al diluirse y secarse ningún vapor nocivo, salvo el que produzca el solvente que usemos para hacerla más líquida. Por menos tóxico que sea el aguarrás mineral o similar, debemos usarlo sin tocarlo, ni aspirarlo directamente y en ambientes aireados.
Al siliconar una plancha debemos lograr una capa que sea fina y lo más pareja posible. Solamente la experiencia nos va a ayudar a lograr el punto justo y además la manera de lograrlo, ya que gracias a Internet, he podido observar muchas maneras de siliconar una plancha para waterless. Cada grabador impresor adaptará la que le sea más conveniente.


Tamarind Master Printer F. Janzen siliconando la plancha (Universidad de Victoria, 1999)


Limpieza de la imagen: Los materiales al agua se remueven con agua y jabón. Los materiales insolubles en agua se remueven con mucho cuidado y tratando de no rayar ni marcar la capa de silicona, con un lìquido menos tóxico ( limpiauñas sin acetona o disolvente cítrico débil (3)) que reemplace a la acetona, que es lo que se usaba originalmente.
Impresión: las planchas de litografía sin agua pueden imprimirse en prensas litográficas (montadas sobre piedras litográficas), en prensas calcográficas o a mano con un frasco de vidrio según la manera del Maestro Nik Semenoff.
Generalmente es necesario usar algún aditivo para restarle viscosidad a la tinta, como el carbonato de magnesio o barniz mordiente.
Entintar colocando la plancha sobre una superficie siliconada permite pasar el rodillo con mayor comodidad y seguridad.
Para guardar la plancha después del tiraje, se recomienda descargar varias veces el nivel de tinta y lo poco que quede se limpia con agua y detergente o disolvente cítrico débil. La capa de silicona nunca vuelve a disolverse, lo que puede pasar es que se levante parcialmente si no se la trata con cuidado.
Impresión en prensa calcográfica
Preferencias:
-Yo prefiero dibujar planchas hasta el borde, usando como imagen la fina línea de contorno que siempre sale impresa.
-Agrego imagen raspando la capa siliconada con puntas de grabado o cepillos de acero.
-Prefiero para la clásica textura del dibujo a lápiz, usar las planchas graneadas a mano con lijas, ya que la superficie recibe el trazo con mucha sutileza.
-He reemplazado a la goma arábiga por el café soluble, porque tiene color, un olor agradable y puede ser usado más diluido con otras herramientas.
-Considero que es mejor el secado natural de la capa de silicona. Salvo que tengamos necesidad de imprimir en el momento, lo ideal es dejar secar unos días.
Mucha de mi experiencia en la técnica la comparto en mi blog:
grabado-menos-toxico.blogspot.com.ar
y en las redes sociales:
facebook.com/GrabadoMenosToxico/
Allí transcribo y comparto mi trabajo, procedimientos, notas, fotografías de procesos y de encuentros en talleres de grabado de Escuelas de Arte de distintas regiones de mi país, Argentina, donde doy cursos sobre la técnica.
Comparto selectivamente toda la información brindada en su página web por Nik Semenoff que es el pionero internacional de la litografía sin agua además de su gran aporte a otras técnicas no tóxicas.
Es un placer transmitir conocimientos acerca de una técnica litográfica menos tóxica, con posibilidades expresivas muy propias y a la vez muy similares a las de la litografía tradicional.

Pablo Delfini
2015 
Planchas siliconadas secándose naturalmente

Notas posteriores a la publicación:
(1)Invitado por María Inés Tapia Vera, que había organizado el Workshop junto a F. Janzen, en el Tamarind Institutte. 
(2)Ahora prefiero el graneado manual con lijas pero con agua, ya que se evita la formación de polvo.
(3)La Emulsión Tandil, (aceite, detergente, jugo de limón y alcohol en gel) desarrollada por Mariel Bichi en el Polivalente de Arte de Tandil, tambien remueve materiales de dibujo liposolubles.