lunes, 23 de abril de 2018

Aluminio / Mordiente salino / Aguatinta abierta

El metal aluminio tiene la característica de ser mordido electroquímicamente de manera texturada, produciendo una superficie reticulada que permite la retención de la tinta de impresión y producir un plano gris más o menos oscuro según la fuerza y el tiempo de acción del mordiente salino, y sin necesidad de tramar previamente la superficie de la plancha.
Llamamos a esta técnica: "Aguatinta abierta", aludiendo al metal expuesto directamente al baño del sulfato de cobre, sal de cocina y agua (mordiente salino).
En el aluminio usar como aditivo una cucharada de bisulfato de sodio en polvo (PH Reductor de piscinas) produce la regeneración del residuo que se produce en la reacción del mordiente con el aluminio, según la fórmula de Nik Semenoff, quen para mí sigue siendo la mejor:

(según consta en el dominio público de: homepage.usask.ca/~nis715/ )

CuSO4 (sulfato de cobre) 1 kg
NaCi (cloruro de sodio, sal de mesa) 1 kg
NaHSO4 (bisulfato de sodio) 25 a 50 gr
H2O (agua) dependiendo la fuerza 10 a 20 litros

Recalculando para cantidades menores sería:

Sulfato de cobre 100 gr
Sal de cocina 100 gr
Bisulfato de sodio 5 gr
Agua 1 litro a 2 litros (dependiendo de la fuerza elegida)

Acá comparto una prueba de estado de los tiempos de mordida de aguatinta abierta en una plancha de aluminio de 1 mm de espesor con la proporción de 50 gr de sulfato de cobre, 50 gr de sal de cocina, una cucharada de café de bisulfato de sodio en un litro de agua.
Del blanco 0 minutos, 30 segundos, 1 minuto, 2 minutos, 4 minutos, 8 minutos, 16 minutos, 30 minutos.
Pablo Delfini
2018


jueves, 19 de abril de 2018

Crachis / Salpicado / Aerografiado

Hace unos meses Fabiola Mercandetti desde Roma me enviaba unas fotos de un pequeño Manual antiguo de calcografía y litografía donde hablaban particularmente del crachis, mostrando instrumentos y métodos. El libro es: "Les Procédés de reproduction en creux et la lithographie : eau-forte, pointe sèche, burin, lithographie, Paris, Henri Laurens Editeur, 1901, rééd. multiples, de Gustave Frapoint. ("Los procedimientos de reproducción en hueco y la litografía: aguafuerte, punta seca, buril, litografía", de Gustave Frapoint, 1901)
Da la casualidad que lo encuentro en Buenos Aires, en una librería de libros viejos. Escrito en francés (hermoso idioma que medianamente lo aprendí hace muchos años en l' Alliance Francaise de Banfield) y con ilustraciones muy prácticas, está lleno de datos, maneras, materiales, instrumentos usados en el s. XIX (el ottocento como dicen los italianos) y que por supuesto se siguen usando actualmente.
Las herramientas de grabado no tienen la particularidad de perderse, generalmente pasan de mano, se venden en anticuarios, son usadas por herederos con otras funciones pero a la larga alguien las encuentra y las vuelve a usar adecuadamente.

 En las ilustraciones dedicadas al crachis aparece un tamis que G. Frapoint aconseja fabricarlo por uno mismo o usar algo similar. Se usa para frotar con el pincel empapado en tinta litográfica y producir la lluvia de puntos que caen sobre la superficie de la piedra o plancha.


Unas semanas atrás dando clases en la UMSA, encuentro entre los materiales de litografía un tamiz muy parecido al de la ilustración del libro de 1901. Le pregunto a la Profesora Valeria Adrover si sabe de donde salió y no lo sabe, suponemos que alguien lo dejó pero seguramente el uso específico haya sido el hacer crachis, salpicar frotando con el pincel sobre el tamiz.


Lo usamos en la clase de Litografía sin agua para salpicar con un cepillo de dientes con goma arábiga teñida con tinta china negra sobre la plancha de aluminio. Yo usé una plancha de prueba que después seguí trabajando con otros materiales.


Y aquí más imágenes del proceso de impresión y tiraje de estampas.



Es una linda sensación comprobar como la tradición litográfica desembarca en una serie de sucesos relacionados por el amor al grabado.

Pablo Delfini
2018

sábado, 14 de abril de 2018

Litografía sobre poliester ( C.T.P. )

Esta litografía sobre poliester es la variante más simple y básica de creación de imagen, la llamada CTP, computer to plate, de la computadora a la plancha.
El origen de la aplicación de las planchas de poliester en la impresión offset fue justamente la impresión directa desde la computadora a la plancha sin necesidad de intervenir la matriz. Es como se usa actualmente en las imprentas.
En el caso de esta imagen, se trabajó con un aguafuerte miniprint escaneado y tramado con semitono. Luego se dibujó directamente en Photoshop con líneas blancas y negras y de ahí se imprimió directamente con una impresora láser, es decir con el polvo de toner fijado electrográficamente sobre la plancha de poliester.
En el proceso de la edición se decidió intervenir las pruebas con collage y coloreado a mano.
Pablo Delfini
2018












viernes 13 de abril de 2018 (pero a la mitad de escribir pasó al sábado 14 de abril de 2018)

Diario:
Hoy está por terminar un viernes 13.
Como no creo en nada o casi nada digamos que me importa poco que sea un viernes 13.
Fue un viernes que me gustó.
A una cuadra abrió una librería artística Rubens y hoy me regalé una hoja de Rosaspina de 100 cm x 70 cm y un block de hojas Canson de 160 grs con las que imprimí esta kitchen litho:



es como una especie de autorretrato con la transferencia de una foto mía y de un pulmón raro de un libro de botánica y después dibujo con birome y lápiz dermatográfico y la flecha de marcador permanent.
La técnica original de Kitchen litho sobre papel aluminio de cocina a mí me gusta más aplicarla sobre plancha de aluminio, uso planchas de 0,5 mm y la puedo re-usar o guardar para volver a imprimir con variantes.
En esta Kitchen litho (me gusta nombrarla con el nombre auténtico que hace referencia a la invención de Emilie Aizier) colorié a mano con amarillo limón de acuarela ese cuadrado que estaba como muy vacío.
Hoy también sucedieron cosas muy hermosas que puede ser que las comente en otro momento.
La felicidad no siempre es necesario compartirla.
¿no?

miércoles, 11 de abril de 2018

miercoles 11 de abril de 2018

Diario:
Hoy me pidieron que escribiera un texto conceptual sobre mi obra, para el proyecto de una muestra con artistas amigos en un Museo.
Es muy difícil y fácil a la vez escribir sobre sí mismo.
Uno se conoce, sabe como trabaja, puede descubrir el significado de ese momento tan particular de la creación de una imagen, puede intentar expresar en palabras el "cómo lo hace", el "qué significa", el "sentido de crear y soñar y grabar".
Para no dar tantas vueltas copio y pego el texto que escribí sobre mi obra:

  “Mis litografías nacen como dibujos sobre la plancha de metal.
    Dibujar y escribir sin pensar pero percibiendo de una manera secreta el orden minucioso de la   imagen que culmina cuando se imprime.
    De una manera consciente trato de hacer Poesía cuando trabajo en mis grabados.
    Los textos y las formas dibujadas tienen una relación invisible pero orgánica, son sensaciones que surgen de la memoria emotiva, puntos de llegada de viajes desconocidos.”

[ Como diría mi mamá: -Tomá mate.... (haciendo referencia a algo un poco ceremonioso o ficticio o rimbombante.) ]

De todo ese texto releyendo y releyendo rescato un fragmento que me encanta:

"De una manera consciente trato de hacer Poesía cuando trabajo en mis grabados." 

Es verdad. Realmente de esa frase me gusta el sentido de compartir una disciplina con otra: el GRABADO con la POESÍA.



Esta imagen es una Kitchen litho sobre plancha de aluminio que tiene un título, "Diapo", que hace referencia a una diapositiva, ese tipo de proyección ya olvidado en el mundo de las imágenes y en las clases de Historia del Arte. El texto escrito no tiene ningún sentido aparente ni lógico.
Me hace recordar momentos de 1979, cuando me quedaba dormido en las clases de Historia en Bellas Artes, mientras la Profesora mostraba diapositivas del Arte Griego en un aula a oscuras. No recuerdo el nombre de la Profe pero sí muy nítidamente su rostro y su voz y su actitud al hablar.
Esa cosa tan extraña que es la memoria.

Pablo Delfini
11 abril 2018